jueves, 15 de diciembre de 2016

MENCIONES HONROSAS DEL I CERTAMEN DE MICRORRELATOS MALVINAS AYER HOY Y SIEMPRE

Los premios se entregaran en un acto a celebrarse el sábado11 de febrero de 2017 a las 19 horas, en el Aula Magna de la Universidad de Quequén, calle 508 y 517 Quequén, Partido de Necochea. 



MENCIONES HONROSAS


PRIMERA MENCIÓN


ALMAS CON GLORIA


Malvinas incautadas y despojadas  forman parte indivisible de nuestro ser nacional. Hoy la niebla en retirada, permite una curiosa mirada al campo santo ausente de acero, donde antes reinaba el cruel mortero. Con su boca de fuego iluminó la noche y abrió el juego, contra el viejo invasor. Cuerpos mortales forman parte de estas islas, que con su sangre regaron. En tanto, otros retornaron, sin gloria ni honor, mientras el pueblo indiferente les dio la espalda después de tanto horror.  Almas desiertas de gloria lloraron pero con orgullo hicieron flamear el pabellón mereciendo nuestra unánime aclamación.





José Luis CASTELLANO


QUEQUÉN – BUENOS AIRES – ARGENTINA


XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX


SEGUNDA MENCIÓN


PUNTOS DATO *


I)                   Con fuegos quemándole la espalda, gélidas aguas recibiéndolo en su seno, la premura del momento no lo dejó pensar que su destino sería sólo integrar una Lista Oficial en la que su nombre se perdería entre los otros 322 compañeros de infortunio. EL mar y el olvido se lo tragaron para siempre un 2 de mayo de 1982 a las 16.30 horas. (Crucero General Begrano)
II)                Señora Tacher afianzaba su debilitado poder.
III)             Galtiere sufría primer tropiezo en su ambición de Eterno Poder.
IV)             Familias destruidas.
V)                Presionado ocultamiento oficial.

·         Léxico fuerzas armadas: “Lugar donde se origina un conflicto”.





Gabriel NIETO SUÁREZ
NECOCHEA – BUENOS AIRES – ARGENTINA

XXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXXX 

TERCERA MENCIÓN


MADRE
Partí con la promesa de volver a verte. Ella me recibió cordial. Despedía por sus poros el salitre de orillas que se confundirían con mi último llanto. No lo sabía.
Sentado en el borde de su falda, presto al sonido de metralletas tenía la certeza del regreso. El ondulante cabello  níveo ocultaba sus ojos buscadores de sentidos y razones. Yo estremecía bajo la chaqueta verde oliva.
Un mísero crepúsculo, las balas de un fusil Lee-Enfield,  hallaron mi corazón, mas no el alma. Fuiste mi  último pensamiento.
 Ella, en su regazo, me arrulla para siempre, acá, en el Sur.


Carolina I. MANASSERO
MALAGUEÑO – CÓRDOBA – ARGENTINA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

CUARTA MENCIÓN


MI UTOPÍA
Mi utopía no admite topos: cava más profundo. Yo quisiera que algún día ningún símbolo justifique una guerra. Porque la patria es abstracta, pero la muerte es real. Ni por unas islas, ni por un mundo. Mi no lugar sin cuartel, mi esperanza a la intemperie pide que ya no haya fanatismos que justifiquen una matanza. Los nacionalismos fueron creados para trazar una raya y decir aquí yo, allí vos. ¿Y qué importa? ¿O acaso la humanidad no es igual en todas partes, con sus grandezas y miserias? ¿Qué locura festeja el asesinato en nombre de una bandera? 


Maximiliano SACRISTÁN
Gral RODRÍGUEZ – BUENOS AIRES – ARGENTINA


xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

QUINTA MENCIÓN


NOSOTROS-ELLOS

Hay muchas formas en que una bomba te puede matar. Puede caer sobre tu posición. Puede alcanzarte la onda expansiva y las esquirlas llenar de cruces tu cuerpo. Pero también te mata la bomba fallida. La que no explota. La que con su peso te arrastra y te desagrega. Esa es la bomba que nos alcanzó también a quienes no fuimos pero cargamos agudamente los relatos de los sobrevivientes. Es la que nos incluye en el linaje de la bandera. No hay desheredados de esta Guerra, pienso, mientras recojo mis partes a las que llamo vida.


Laura M. PANIZO
C.A.B.A. – ARGENTINA

xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

SEXTA MENCIÓN


OCULTO A LOS OJOS
La pequeña caleta es un lugar agreste y hermoso. No hay pisadas, ni voces, ni rastros de civilización.
Nadie viene jamás por allí. Pero si viniera y prestara atención, notaría que allá en la distancia y sólo por momentos, algo metálico asoma del agua.
Las criaturas marinas lo visitan cada tanto.
Allí reposa para siempre, oculto a los ojos, el submarino que nunca volvió. En su interior inundado, el solitario tripulante ya no lucha por encallar para no hundirse, en esa costa que estaba tan cerca.

Román I.  KSYBALA
BAHÍA BLANCA – BUENOS AIRES 
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx

SÉPTIMA MENCIÓN

LA BALA
Hay geografías donde el viento silva canciones ancestrales que parecen haberse quedado en el tiempo para proteger a los hombres.
La bala sale desgarrando el aire, excitando a la muerte y provocando a la vida. En medio de esa guerra lejana y sureña, Luis, un poco loco por esos hombres que partieron empapados por lluvias de sangre, se recuesta sobre una roca para escuchar esas canciones del viento, de otros tiempos y se salva.
La bala se muere en el barro viuda de hombres que han regresado a la vida para contar la historia.
       Es un lugar hermoso. No es una mala tumba.



José M. IARUSSI
BENITO JUÁREZ – BUENOS AIRES – ARGENTINA
xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


OCTAVA MENCIÓN


MANOS SALVADORAS
El fuego me envuelve. Cubro la cara con los brazos y siento cómo se quema la piel. Me arrastro hasta el borde y me tiro. Caigo al agua y en un segundo miles de agujas lastiman mis huesos. Miro para arriba y alcanzo a ver pequeños remolinos. Son manos moviéndose para huir lo más rápido posible. Trato de subir pero me cuesta. En un último esfuerzo me impulso y alcanzo a sujetar una. Me tira para arriba y otras ayudan a subirme a la balsa.
De fondo, el Belgrano comienza a perderse en el océano.

Darío J. FAURE
BAHÍA BLANCA – BUENOS AIRES – ARGENTINAxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


NOVENA MENCIÓN


BRAMA EL VIENTO
Voy al mar cada año. Sobre las costas de Tierra del Fuego. Nunca me atreví a pisar el suelo de aquellas islas.
Mis huellas están ahí, sin embargo. En la sangre perdida en el mar, y en la tierra. En las  pisadas de recias botas que se hundían en la nieve.
Aspiro hondamente el aire frío, e imagino estar allí.
No es por ser patriota, ni por ser argentina. Es por ser humana que ofrendo ese ramo de rosas blancas al mar, que lo abraza, y que lo arrastra, tras un manto de neblina.

Ayelén TORRES
GUERNICA – BUENOS AIRES – ARGENTINA xxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxxx


DÉCIMA MENCIÓN


MALVINAS AYER,  HOY Y SIEMPRE

  Retoño de hijas perdidas, testimonios innegables de que son argentinas. Sangre y dolor en el ochenta y dos,  no pudieron volver a su Madre Tierra.
  Sueño de encuentro y poesía. Paseó por las calles de sombras y cruces. Saludó a los vecinos, vendió dulce de leche y pan casero. Bailó un tango con John. Tuvieron  un hijo.
  El barco partió.
  Maestros y Teachers frente a las aulas  cantan con Cerati y Quinn.
  Malvinas, ya está el  puente. Se supera el rencor,  nace el apego,   revive la identidad.

María A. PAFUNDI
LAFFERRERE – BUENOS AIRES – ARGENTINA


1 comentario:

  1. Felicitaciones a los ganadores y a todos los que participaron. Gracias a los organizadores del concurso por mantener vivo este recuerdo. Norberto Buffarini.

    ResponderEliminar