viernes, 14 de septiembre de 2018

MAS PROMESAS MENOS REALIDADES POESÍAS Y MICRORRELATOS VISUALES GANADORES DEL 2018

























jueves, 6 de septiembre de 2018

2° al 10° PREMIO DEL I CERTAMEN INTERNACIONAL DE POESÍA EN HONOR A LA GASTRONOMÍA



SEGUNDO PREMIO

Ritual del asado a las brasas y del tango al viento


Debajo de la parrilla el fuego crepitó en brasas
tras el soplido con el ruedo de mi falda.
Como en el baile del tango, él condujo, yo seduje.
Tomó en su mano un bife y lo puso sobre el asador
que de golpe supo aguar nuestras bocas.
Con un racimo de cebolla de verdeo
agregó al corte ajos triturados,
sal-pimienta y pinceló con un aceite de trufa negra.
Algunos jugos se escaparon de la carne,
se deslizaron sobre el quebracho encendido
que esparció su humo aromatizado.
En tanto que la carne estuvo a punto,
mi tanguero ofreció el mejor vino de guarda de su boca,
frutal, maduro, intenso.
Cuando el sol cerró su boca de fuego abrasador
invité a bailar a mi cocinero.
Acerqué su cuerpo al mío y le susurré:
Quítate el sombrero tanguero
ahora que la lumbre de la parrilla prepara nuestro mejor asado.
Quítate el sombrero porque quiero verte desnudo de patria
arropado con el fuego de mi aliento Caribe.
Déjate cautivar por la anchura de mis caderas,
marca en ellas los pasos precisos que me inviten a seducirte:
De lento lento, y de rápido rápido a lento.
Sí, de lento lento, y de rápido rápido a lento.
Al finalizar la pieza, me estampó un beso
en el origen de todos mis tiempos.
Me dejé seducir por las notas cálidas de un bandoneón
que trajo su historia entre las hojas que el tiempo hizo rodar.
No supimos de fronteras, ni de Norte o Sur.
Fuimos un universo al calor de las brasas.
En torno a la alquimia del fuego
Disfrutamos de un bife de chorizo,
de costra dorada por fuera,
tierno, rosado y uniforme, por dentro.
Sí, a punto.
Sellamos presente y pasado
en el ritual del asado a las brasas y de un tango al viento.
 Vida y muerte en un beso y en un corte de carne en boca.




 Dina Luz Pardo Olaya
Colombiana  



TERCER PREMIO


POESÍA

El arroz con costra

Yo soy de la ciudad de las palmeras,
palmeras que abanican con sus hojas,
hojas que son prendidas con la leña,
leña que caldea el arroz con costra.

En los días de laborioso esfuerzo
es almuerzo de obreros y peones
y en las noches de verbena y festejo
es manjar de caciques y señores.

La costra nace entre pieles de barro
con arroz fallero de la Albufera,
y en un mar de oro líquido y picado
se bañan los sabores de mi tierra.

Ahoga todo un diluvio de sangre
de esos que achicharran hasta la vida,
y un sofrito de tomate, sal y hambre
inunda toda la boca en saliva.

Queda un mosaico de granos de plata
que se visten de esencia de oro y bronce,
sus hortalizas de piel escarlata
y sus carnes, que crecen en el monte.

Una corona de hierro templado
entierra el trono en abrasante piedra,
bajo un abrigo de huevo tostado

nace la emperatriz de las paellas.



Enrique Girona García
  Alicante (España) 


CUARTO PREMIO


Utopía


Buenos días, dijo la utopía... y,
entonces, amaneció.
Desayunó con la madrugada
y la sazonó con sus defectos,
uno a uno,
hasta convertirla en un torrente de silencios,
una selva de araucarias,
una mejilla que se disfrazó de beso.


Teresa Iturriaga Osa
España


QUINTO PREMIO

ELSABOR DEL ARTE

Si en la loza se mezclan los sabores
de la tierra y la sal en su medida,
con amor de constancia enmudecida,
le da paz al alma herida que lo come.

Si un artista que suspira en los fogones
hoy se expresa para ti en horas perdidas
y te entrega el rico fruto de su vida
con aromas; con matices y colores,

tómalo y que se curen tus heridas
y lo amargo de tu triste mal de amores;
que hoy el arte está presente en la cocina
y expandido por el mundo en sus fusiones.

Yo soy natural de Andalucía;
la del oro verde y cinco tenedores;
del vino seco, y sangrante oliva;
de barrios que huelen a guiso y flores.

Prueba la esencia de la gastronomía
y que el paladar se pierda en los rincones
de las culturas que ofrecen su comida
mientras su aroma entra en los balcones.


Francisco Aurelio Dávila Rosso
  Cádiz ( España) 



 SEXTO PREMIO

AJIACO


Usar la cacerola de la abuela, la de antaño.
Para preparar la sopa precolombina más cerca de las estrellas, la santafereña.
Sumergir en el agua la palabra
para que con la sal sazone el maíz, como guijarros del oro
y las papas paramunas.
Desmenuzar el pollo y deshojar las guascas,
cortar la cebolla sin importar que el llanto humedezca enternecido cada letra.
Mezclar los ingredientes, dejarlos humear en la sauna del olor
Que se aúna en las nubes de la boca.
Servir el alimento en un cuenco de barro hondo y tradicional
para rematar añadir la crema de leche formando un poema en espiral.




Yaritza Nayive Ramírez peña
Bogotá D.C, Colombia.


SEPTIMO PREMIO


EL ARTE CULINARIO

Sobre la gastronomía debo escribir un poema;
jamás pasó por mi mente ocuparme de este tema,
un tanto materialista y algo prosaico también.
Por ello invoco ferviente a mi musa protectora
rogando que me ilumine para componer ahora
la armoniosa poesía que piden desde Quequén.

Al decir gastronomía uno piensa en comilones;
es mejor cambiar el nombre, evitando discusiones,
decir arte culinario, ¿no suena mucho mejor?
Y las musas delicadas se acercarán presurosas,
creyendo que en vez de salsas hablamos de mariposas,
del perfume de las flores, no ya del ajo y su olor.

Hechas tales salvedades, este poeta se aboca
a charlar sobre manjares que penetran por la boca,
haciendo las mil delicias sobre lengua y paladar,
que cubiertos de papilas permiten que el alimento
nos resulte placentero, comiendo en cualquier momento,
y que no sea aburrido sin sabores masticar.

Para ser más rigurosos al tratar tema tan serio,
que nadie crea, señores, que aquí nos falta criterio,
que tratamos este asunto con alguna liviandad,
ya que el arte culinario se conecta con la ciencia
para encontrar los sabores, las formas, la consistencia,
con trabajo riguroso y con gran formalidad.

Hay términos destacables en el arte culinario,
gourmet es muy conocido, y me dice el diccionario
que traducido sería: amor por el buen comer.
El inglés aporta foodie, amante de la comida,
no es de gustos refinados, busca platos y bebida,
probar los nuevos sabores, nueva receta aprender.

Y acabando ya el poema, el tema me ha dado hambre,
mi heladera está vacía, no tengo ni pan ni fiambre,
el mercado está cerrado, ¿cuál será la solución?
Mi estómago es muy prosaico, no entiende de poesía,
no me queda más remedio que llamar a pizzería
y pedirles que me envíen una de muzza y jamón.




  JUAN CARLOS BRUSASCA
 BANFIELD (provincia de Buenos Aires) ARGENTINA


OCTAVO PREMIO

HOMENAJE A LA GASTRONOMÍA ARGENTINA

Muy hermosos argentinos
paisajes del mundo son,
pero su gastronomía
de lo bueno, lo mejor.           

¡Ay, alfajores del alma,
goloso como soy yo!
¡Ay, sorrentinos rellenos,
os prefiero de jamón!

¡Del locro, qué más deciros:
lo devoro con pasión!
¡Y un buen chorizo crïollo,
dame, que me lo como yo!   

Me atiborro: ¡mil asados!
a cual con mejor sabor,
alabo la barbacoa,
y no te digo a su inventor.

Un Mendoza, un San Juan,
un Rioja, un Catamarca,
un Salta o un Tucumán,
cualquier vino que me pongan,
me deleita con fruición.

¡Argentina de mi vida,
Argentina, corazón,
desde España te reclamo:
ya cruzo el charco, mi amor!






María Asunción García Montes
Santander, Cantabria. España


NOVENO PREMIO


Buseca recién hecha.

Pan pulposo de campo calentito.
Chorizos colorados.
Garbanzos de princesas trasnochadas.
Tomate recién cubeteado rebosante de zumos rojos.
Ajos contra la mala suerte y para desesperación de las brujas.
( aunque a veces eres bruja oracular).
Cebollitas lloronas para ojos desprevenidos.
Hierbas finas olorosas embriagantes.
Sal y aceite en cantidad necesaria.
Una pizca de granos pimentosos.
Una rasgadura de dulzor.
Fuego lento.
Asi
Jugosa
Rebosante
Te engullo
Pantagruelico
Los días del amor.



 ANGEL ALASSIA
SAN CRISTOBAL  - SANTA FE
PAIS: ARGENTINA



DECIMO PREMIO

Ensalada de frutas

Vengo de tierras lejanas,
con todos mis atributos.
Me presento, soy Melón,
el más bello de los frutos.

Llegué de Kazajistán,
me bautizaron Manzana.
Lo contradigo a Melón,
pues soy más bella y galana.

Más sano que la Manzana,
gustoso como un bombón.
Me acompañan bellas flores,
y un tenue sabor dulzón.

Mírenlo al fruto bonito,
lo invadió la sinrazón.
Percibo que desconoce,
mi aporte a la nutrición.

Hay cosas que usted no entiende,
lo digo con discreción.
¿Lo expulsan del paraíso,
por tentarse con Melón?

Entrego calcio, potasio,
soy diurético y nutriente.
Con el magnesio que aporto,
hago feliz a la gente.

Otra vez una discordia,
como en Grecia y Barcelona.
Solo resta le recuerde,
lo de la diosa de Roma.

Si a la cabeza de Newton,
le daban con un Melón.
¿Hubiésemos conocido,
la Ley de Gravitación?

Su alusión a mi tamaño,
sabe a discriminación.
La denunciaré al INADI,
al INADI del Melón.

Todo está bien, compañero,
terminemos las disputas.
¡Y vayamos a la fiesta,
de la Ensalada de Frutas!






Mario Katz
  Ciudad de Buenos Aires

 

miércoles, 5 de septiembre de 2018

LA POETISA CHILENA MARÍA ELENA VALENZUELA ROMERO GANO EL I CERTAMEN INTERNACIONAL DE POESIA EN HONOR A LA GASTRONOMIA

El Centro Cultural Kemkem comunica: 
El jurado Internacional presidido por la Poeta Argentina Adela Disteffano, luego de examinar tan excelentes trabajos, falló como poesia ganadora del "I CERTAMEN INTERNACIONAL DE POESÍA EN HONOR A LA GASTRONOMIA" a la poesía "Oda a la Cocina" de la poetisa Chilena residente en Valparaiso: María Elena Valenzuela Romero

PRIMER PREMIO


ODA A LA COCINA

Sensual lugar de la casa,
donde los espaguetis se sumergen embelesados
en la provocadora salsa de tomate.
Seductora del paladar,
mezclas los más exóticos condimentos
y el apetito se desnuda en un acto de entrega total.
Lugar inexplicable y poderoso.
Llegamos a ti como hambrientos lobos
y salimos en sumisas palomas convertidos.
Posees el embrujo del aroma,
sin tu hálito, el gusto sería un paladar
en busca del placer de tu esencia.
Trastornas el olfato
y después de saciar los más lascivos antojos,
nos envuelves en un concupiscente letargo.
Insinuadora cocina,
creada por los humanos
para su inagotable y extravagante deleite.



MARÍA ELENA VALENZUELA ROMERO

PLACILLA, VALPARAÍSO, CHILE.

María Elena Valenzuela Romero. (Marianela Puebla ®) Escribe desde la edad de 9 años. Posee numerosos libros inéditos de poesía tanto para niños como adultos. Lo mismo pasa con su género narrativo. Ha publicado 7 libros. En el año 2009 ganó una beca de Creación Literaria del Consejo Nac. de la Cultura y las Artes de Chile. Ha recibido premios Internacionales, Canadá, México (Jalisco, ganadora Juegos Florales 2004), España, Inglaterra y Chile.

2° al 9° PREMIO DEL I CERTAMEN INTERNACIONAL DE SONETOS EN HONOR A LA GASTRONOMIA


SEGUNDO PREMIO


Menú y receta


Oh, hambreada musa, mientras te cocino
este soneto, mezclo poesía
con una pizca de gastronomía.
Evoco a Borges: su Soneto al vino.

¿Me inspiraré en el fríjol con tocino?…
¿Cuál es el plato que mi musa ansía?...
¿Y qué bebida: una cerveza fría?...
Mejor me inspiro en el menú argentino:

los asados, el mate, ¡qué alegría!;
el locro, la empanada, ¡qué sazón!,
comparten con la buena poesía

ingredientes, que en justa proporción,
incitan a feliz glotonería:
sabor, color, textura ¡y corazón!




Francisco Javier López Naranjo

Apía, Risaralda, Colombia



TERCER PREMIO

GASTRONOMÍA

Si digo con mi voz GASTRONOMÍA,
estoy oliendo ya el manjar sabroso,
suculento, agradable, apetitoso,
que alguien hizo con arte y maestría.

Estoy gozando ya con alegría,
con regocijo sumo y fabuloso,
de ese plato divino, delicioso,
que va a gustar mi boca cualquier día.

Estoy ya bendiciendo el alimento,
obra siempre sin duda de un talento
estupendo, genial y acreditado.

Y estoy diciendo que merece honores,
y vítores, y aplausos, y loores,
el que hace del yantar placer holgado.




Lázaro Domínguez Gallego
  Coruña- España


CUARTO PREMIO


COMO UN MAPA

Van mis recuerdos, Villa Díaz Vélez,
En tibio regazo de la familia
O en íntima y silente compañía,
Del niño a la paternidad se extienden.

Van todos juntos a poblar de gozo
La mesa de Fedra, el Danés, La Rueda,
Cantinas del puerto de Necochea
O el huevo alucinante del coloso.

En todos esos puntos que son tiempo
El tiempo se dispersa en panorama
Que es postal de un embrujo que se afana,

Persiste en distendido sobrevuelo
Sobre el blanco mantel, que es como un mapa
Que guía hasta el momento que me atrapa.




Guillermo N. Montezanti
Ciudad Autónoma de Buenos Aires 

QUINTO PREMIO

SONETO

El pan de higo

Si tuviera que elegir como un niño
un dulce de los de migas en barba
que seque hasta las penas más amargas
no escogería otro sino el pan de higo.

Un sedoso bocado de higos secos
te inunda los ojos en amargura
de nostalgia, y los labios en dulzura
del recuerdo alegre del primer beso.

Golosina de tarde navideña
que deshace la lengua y los sentidos
en saliva de oro, hinojo y almendra.

Receta árabe que no se ha perdido
en las tierras de sol y altas palmeras,
de higueras y almendros, tierras que estimo.

 Enrique Girona García
  Alicante (España).  


SEXTO PREMIO



EL TENEDOR                                                  

Colgado boca abajo en la repisa
mientras por él esperan nuevos clientes,
algún que otro aburrido, los sonrientes,
los que llegan de paso a pura prisa.      

Gentil alarga el brazo, se desliza
y ya en la blanca losa de las fuentes
rechinan malgastados cuatro dientes
tras una mueca rala de sonrisa.

Ha puesto en su labor conocimientos
llevando a cada quien los alimentos
que la ocasión de turno le depara.        

No reclama licencia a sus acciones
ni las bien merecidas vacaciones
junto a su compañera, “la cuchara”.    


MARIA ESTER FERRANDO
Arroyo Dulce (Bs As)


SÉPTIMO PREMIO

CLÍMAX ORAL

Reposando sobre blanco descansa,
mi diosa dormida de rojo su piel,
cual suave textura que refleja miel,
placer sabroso guardará mi mansa,

gusto infinito que arremansa,
calmando momentos lujurias de hiel,
transformándome solo en alma fiel,
que felizmente mis sentidos transa,

sabores bailando como en danza,
colores, olores, felíz buscando,
deleite infinito se alcanza,

mis cinco sentidos van festejando,
en clímax divino que me relanza,
pedirte de nuevo saboreando.




  María Elisa Robenolt
Marietta, georgia, United States


OCTAVO PREMIO

Sobre la mesa.

Sobre la mesa engalanada, el plato
de lujosa loza, tierna y sabrosa
ofrece, como si fuese una glosa
el delicado manjar de cervato.

Un detalle, seductor y sensato
junto a la copa de vino, una rosa
que ilumina la velada es la prosa
de quien con el amor, no tuvo trato

Fruta seca, sus labios, el champán
y un beso que no espera por el flan.
Del Martini olvidamos la aceituna.

La vela encendida y la melodía
de un violín, susurrando su alegría.
Sonríe sobre la mesa, la luna.


Santiago Ernesto Müller
 Brinkmann Pcia. Córdoba


NOVENA PREMIO

Cuchillo, tenedor y rima.

Arte supremo de fuego y sartén:
¿cuántas palabras ya habrán sido escritas
al retratarte, sin ahorrar en citas
y abundando en adjetivos sin sostén?

Porque aunque yo conserve en mi almacén
un muestrario de frases exquisitas,
empequeñecerán solas, finitas,
si afean al sentir con el desdén.

No pretendas que suplante hoy un sabor
por el verso pretencioso o rebuscado,
que no acierta a describir el esplendor

de los colores, de la magia, del olor
de un plato al que me rinda, cautivado
y que transforme al poeta en desertor.

Víctor Raúl  Esains
 Godoy Cruz, Mendoza.